Martes, 26 de septiembre de 2017

viper
centro de investigacion y posgrado
SERVICIO ANTI PLAGIARISMO
Revisión de trabajos y artículos, para estudiantes, docentes, investigadores y graduados

La Facultad de Derecho ha implementado un servicio dirigido a evitar el plagio –incluso involuntario– mediante un programa de software, que compara frases del documento en revisión, con mas 10 millones de documentos seleccionados de Internet.

Además, cada documento en revisión se incorpora a una base, y luego los nuevos documentos se comparan también contra la producción efectuada en la Facultad, procurando evitar la copia o plagio interno.

Pueden utilizar este servicio tanto los estudiantes –para ver si no han incurrido en plagio involuntario– como los docentes, antes de poner las calificaciones a las monografías, trabajos finales, y de investigación, presentados por los estudiantes. También pueden utilizarlo los docentes, investigadores y graduados, en las ponencias y artículos para publicar.

Revisión de un documento

Para solicitar la revisión de un documento, solo deben enviarlo a la Abog. Lorena Contreras al mail lorena.contreras@azul.der.unicen.edu.ar , y recibirán como respuesta un documento html con la comparación, adonde se indican los sitios web que donde están párrafos completos iguales, señalándolos en el documento con distintos colores. La coincidencia de contenidos no expresa, necesariamente, que exista plagio, porque –por ejemplo– puede tratarse de la transcripción de un ley, o de párrafos respecto a los cuáles se haya cumplido correctamente la cita de autor.

Plagiarismo

En el documento sobre plagio en Eduteka (www.eduteka.org), se expresa:

El plagio ocurre cuando usted toma prestadas palabras o ideas de otros y no reconoce expresamente haberlo hecho. En nuestra cultura nuestras palabras e ideas se consideran propiedad intelectual; como lo es cualquier cosa que poseemos; creemos que nuestras palabras nos pertenecen y no pueden utilizarse sin nuestro permiso.

Por lo tanto, cada vez que usted escriba un documento que requiera investigación, debe informar a sus lectores donde de obtuvo las ideas y aseveraciones o datos que no son propios. Tanto si usted cita directamente o hace un resumen de la información, debe darle reconocimiento a sus fuentes, citándolas. De esta manera obtiene usted "permiso" para utilizar las palabra de otro porque está dándole crédito por el trabajo que él o ella han realizado.

Cuando en una institución de educación el plagio no es rechazado clara y explícitamente por la comunidad educativa, esa práctica aumenta sin parar y se vuelve endémica. El recurso a Internet puede reforzar la difusión del plagio; de hecho, lo facilita. No son pocos los que tienden a pensar que lo que está en Internet es un bien mostrenco, es decir, un bien que no tiene dueño (o autor) y que, por lo tanto, está a disposición absoluta de quien quiera apropiarse de él para usarlo como se le dé la gana, sin tener que indicar de dónde fue tomado. Es posible que haya profesoras y profesores que crean que esa forma de utilización no es abusiva y no es dañina. Pero es abusiva porque lo que circula en Internet es el resultado del trabajo de personas cuya autoría debe ser reconocida. Es dañina porque fomenta la pereza, porque impide el desarrollo de capacidades, porque es un acto desleal.

Entre los muchos recursos para desterrar el plagio hay uno que es recomendable por más de una razón: consiste en no proponer a los estudiantes trabajos escritos que sean el desarrollo de un tema. En cambio, es aconsejable proponer cuestiones bien contextualizadas. Por ejemplo, un caso, un problema, un argumento, un escrito acompañado por algunas preguntas que exijan respuestas de cierta complejidad. Es conveniente que la propuesta de trabajo vaya siempre acompañada por algunas indicaciones precisas que pongan al estudiante en esta doble necesidad:

a) adquirir algunos conocimientos en fuentes que deberá aprender a citar correctamente (libros, revistas, Internet, entrevistas, etc.);

b) expresar de manera explícita su propio punto de vista, sus razones, sus incertidumbres, las dificultades encontradas, etc.

Otro procedimiento que parece aconsejable es el de proponer el estudio de una cuestión, de un problema, de un texto, de un caso, y anunciar que tendrán que redactar el trabajo en el salón de clase, en un día determinado y con un horario suficientemente amplio. En esa ocasión, podrán disponer de anotaciones y materiales organizados durante la preparación previa (notas, fotocopias, material bajado de Internet), que podrían llevar en un cuadernillo de páginas numeradas. En el trabajo deberán ser citadas correctamente las fuentes utilizadas.


Ultima actualización: 02/02/2011
 
Agregar a Favoritos | Campus Virtual | Autogestión | Catálogo | Noticias
 
Este sitio utiliza tecnología